En Interesante

Castillo de Gibralfaro: todo lo que debes saber para preparar tu visita

Málaga la bella, la cantaora, donde la plata y el oro se encuentran en montes y en el mar. Una visita permite hacerse una idea de por qué ha inspirado los versos de Salvador Rueda, Manuel Machado o Pablo Alborán, más recientemente. Merece la pena conocerla solo por tumbarse en su arena, visitar el Museo Picasso o el Thyssen u obtener una bonita panorámica de toda la ciudad subiendo al Castillo de Gibralfaro.

Este último es, precisamente, uno de los monumentos más visitados de Málaga, así que te contamos todo lo necesario para preparar la visita.

Historia del Castillo de Gibralfaro

Debe su nombre al faro que se situaba en la cúspide, y el lugar hunde sus raíces en tiempos de fenicios y romanos. Yúsuf ibn Tasufín, emir almorávide que reinó sobre Marruecos, Mauritania, Senegal y parte de España, Portugal y Argelia, fue quien construyó el castillo y otras dependencias en el siglo XIV. Fue su hijo Muhammad V quien mejoró la fortificación para adaptarse a los avances alcanzados en materia de artillería y tácticas militares.

Tiene una posición estratégica privilegiada sobre una colina de 132 metros sobre el nivel del mar, y rodeado por una muralla que mide más de 700 metros. En su momento se consideró uno de los más inexpugnables de la Península Ibérica, aunque parte de él fue volada por los franceses en la Guerra de la Independencia, pues en su huida de la ciudad no podían trasladar la munición.

Cómo llegar al Castillo de Gibralfaro

Dado que se encuentra sobre una colina, puede que te resulte más cómodo llegar con un vehículo motorizado. Si vas en un coche particular, puedes dejarlo en el aparcamiento. Si no, puedes tomar la línea 35 del autobús urbano, que conecta la fortaleza con el centro histórico y tiene una frecuencia de paso de media hora.

Si lo prefieres, puedes subir a Gibralfaro andando desde el Paseo de Don Juan Temboury, un trayecto en ascenso que te llevará unos 20 minutos.

Horarios

Puedes visitar el Castillo de Gibralfaro cualquier día de la semana. En invierno puedes hacerlo en horario de 9 a 18 h, y en verano se amplía dos horas más: de 9 a 20 h. Las últimas visitas se admiten 45 minutos antes de la hora de cierre.

Cabe mencionar también que el precio es de 3,50 euros, pero puedes obtener una entrada conjunta a 5,50 euros para el castillo y la alcazaba. Hay descuentos para grupos y tarifa reducida, y los domingos a partir de las 14 h es gratis.

Qué ver y qué hacer en Gibralfaro

Lo más visitado del monte Gibralfaro es el castillo, que cuenta con ocho torres entre las que destaca la llamada Torre Mayor, con 17 metros de altura. Aunque se conservan pocos restos árabes por el uso militar que tenía el monumento, hay un centro de interpretación en el antiguo polvorín que te permitirá conocer más.

Lo que más motiva una visita, sin embargo, es el paseo por la muralla, que ofrece vistas panorámicas de la ciudad y parte de la Costa del Sol. Hay dos, una interior y una exterior que desciende la colina en zigzag hasta comunicar con la Alcazaba, a la que protegía.

Ya que estás en el monte, puedes acercarte al Mirador de Gibralfaro, que ofrecerá otra perspectiva de la ciudad con la plaza de toros de La Malagueta y el Paseo del Parque en primer plano. En el enclave también se localiza el Parador Gibralfaro, construido en 1948 y con un restaurante que está considerado como uno de los mejores de la red de Paradores. Entre su decoración, además, tiene tres obras de Picasso.

Consejos prácticos para preparar tu visita

Lo ideal es que te pongas ropa cómoda y recorras el monte andando por alguno de sus senderos, una opción para desconectar entre pinos y disfrutar del paisaje.

El otoño es una buena época del año para ir porque el clima de la ciudad es suave, pero si lo haces en verano, procura ir a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar el calor sofocante. Aun así, deberías iniciar la visita a las 19 h para que te diera tiempo, y no hace falta que reserves con antelación.

Con todo, el Castillo de Gibralfaro es uno de los principales atractivos de Málaga no solo por la fortaleza en sí misma y por las vistas que ofrece de la ciudad, sino por su enclave privilegiado en un monte por el que merece la pena dar más de un paseo.

Puedes usar nuestro Agente de actividades gratuito para más información y consultas: info@leisurely.es

Excursiones que incluyen la visita al Castillo Gibralfaro

DAYTRIP Málaga en MiniBús (2 entradas incluidas)

DAYTRIP Málaga en MiniBus (4 entradas incluidas)

Entradas Recientes

Suscríbete a nuestra newsletter

* campo obligatorio
Vuelos desde USA a MálagaMalaga bici